Pepe Rodríguez

Índice temático:

Sectas
Afrontar la muerte
Crítica cristianismo
Invención de "Dios"
Tradiciones Navidad
Sexualidad del clero
Masonería
Mujer
Maltrato al menor
Periodismo investigación
Atentado terrorista 11-M
Apostatar (proceso)

Links:

Bases de datos
Buscadores
Editoriales
Enciclopedias
Guía telefónica
Translations
Periódicos
Religión
Sectas
Informes:

 

Novedades en el web

 

Purgatorio virtual

Esta sección está dedicada a mostrar algunos de los e-mails que, con mucha visceralidad y nulos argumentos, pretenden recriminar el trabajo del autor de este web. Suponen una insignificante minoría entre la cantidad que se reciben a través de mi web, pero son representativos del modo de pensar (¿he dicho pensar?) de mis críticos más acérrimos (que, por cierto, jamás han leído mis libros). Valoro mucho el que se expresen tan francamente y mis respuestas no son menos sinceras.

Dado que todos pretenden atacarme colocando su fe por escudo y empuñándola como única argumentación, cosa que son muy libres de hacer, pensé que sería justo convidarles a compartir este inocente purgatorio virtual. Quizá, tras purgar nuestras penas respectivas, logremos compartir siquiera un gramo de cordura. O quizá no.


Menú
1. A. Nieto (España)
2. F. Asensio (Alemania)
3. Juan Carlos Bilyk (Argentina)
4. José Jaramillo (Colombia)
5. Loreto Lavin (Chile)
6. "Ricardo de dios" (España)
7. Isabel Segura (España)
8. Seminario Mayor Restrepo (Colombia)
9. Rodolfo Maregatti (Argentina)

10. Daniel Pérez (Ni idea)
11. Marcelo Garrone (Uruguay)

Respuesta a algunos de los estúpidos
que se dedican a colgar, en diferentes webs y foros,
insultos y mentiras sobre mi trabajo y persona


"Es peligroso ganarse la enemistad de un estúpido, porque los estúpidos suelen ser más nocivos que los malvados. Pero, encima, resulta moralmente muy incómodo: con un estúpido por enemigo siempre tenemos la sensación de estar haciendo el ridículo." (Joan Fuster).

"No hay quien comprenda mejor las verdades de la religión que los que han perdido la facultad de razonar" (Voltaire).

"El mayor infortunio del hombre de letras no es quizá el hecho de ser víctima de las intrigas y la envidia de sus colegas y el verse despreciado por los hombres poderosos, sino el verse juzgado por los necios" (Voltaire).


De: A. Nieto [xx04739@ono.es]
Enviado: jueves, 02 de marzo de 2000 12:50
Para: emaaxx&pepe-rodriguez.com
Asunto: comentario

Todo lo que dices aquí significa que tienes un gran complejo de inferioridad, y además te olvidas que los cristianos creemos porque nos da la gana, y porque en la Iglesia que somos todos los creyentes, vemos a gente que no nos insulta como tú y gente que hace muchas cosas por los demás, probablemente más que tú.
Lo único que te pido es que nos respetes, y espero que no pienses que con estos panfletos nos vas a quitar la fe.

Un saludo

RESPUESTA:

De: Pepe Rodríguez [emaaxx&pepe-rodriguez.com]
Enviado: viernes, 02 de marzo de 2001 12:06
Para: 'A. Nieto'
Asunto: RE: comentario

Apreciado Andrés,
yo no insulto a nadie, me limito a manifestar todo aquello que es verdad y que puedo probar. Respeto a los creyentes de cualquier religión, cosa que no hacéis la mayoría de los católicos ni con otras religiones, ni con quienes no tenemos ninguna. Te invito a rebatir con datos, no con fe, aquello que documento en mis libros.
Me importa muy poco que tu tengas o no fe, ese es tu derecho personal, contra el que nada o nadie puede ni debe interferir, pero yo hablo de historia, de realidad documentada, y contra ella sólo puede contraargumentarse con hechos probados, no con buenos deseos de catecismo ni con carajadas. Ojalá todos los católicos tuviesen un poco de cultura acerca de la historia real de su Iglesia y del contenido real de la Biblia, cosa que, veo, no es tu caso. En fin...
Mis libros no pretenden quitar la fe a nadie, es más, te has preguntado porque cada día desertan más católicos de tu Iglesia, pues analiza qué hace la Iglesia y su cúpula (y que ha hecho en los últimos 100 años) y encontrarás la respuesta. El mayor enemigo del catolicismo y el responsable de su progresiva ruina es la misma Iglesia, no los demás. Habiendo los obispos y el Papa que tenemos no hacen falta legiones de ateos para poner a la Iglesia en evidencia.
Y, por favor, no hagas psicoanálisis barato, no seas tan prepotente que te refociles en esa hipócrita "caridad cristiana". Siento decirte que no tengo ningún complejo de inferioridad, ni de superioridad. Soy una persona normal, feliz, honesta, interesada por lo religioso como campo de investigación y que, insisto, prueba todo aquello que dice. Algún defecto tengo, sí señor, nadie es perfecto, entre ellos que no soporto la corrupción, la mentira, la mediocridad ni la hipocresía. Creo recordar que Jesús tampoco; aunque los católicos de hoy veo que sí tenéis unas buenas aguantaderas. Lo siento.
Sin duda, hay gente que ayude más que yo, dentro y fuera de la Iglesia. Y es obvio que hay miles de personas dentro de la Iglesia que hacen una labor enorme que no sólo no desconozco, sino que valoro, apoyo y aplaudo (de hecho, sin ser creyente, seguro que doy yo más dinero a proyectos católicos que tu mismo y la mayoría de creyentes, pero doy cifras con cinco ceros a proyectos que tienen al frente a sacerdotes honestos, algo que, por desgracia, no es la norma).
Además, mis libros, que tu ni conoces, obviamente, han sido leídos y aceptados por muchos miles de católicos formados que ni se han escandalizado ni han perdido su fe. ¿Tan pequeña es la tuya, que no admite la confrontación con un poco de duda? Una lástima, de verdad.
Gracias por tu mail.
Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: F.Asensio [XXSternkopf@t-online.de]
Enviado: domingo, 04 de marzo de 2001 17:48
Para: emaaxx&pepe-rodriguez.com
Asunto: No eres honesto Pepe Rodríguez

Hola Pepe Rodríguez:
Que investigues el asunto de las sectas no me parece mal, pero...me parece que bajo el disfraz de investigador preocupado por los efectos nocivos de las sectas, se oculta una persona que ha encontrado un filón, no sé si grande o pequeño, de dinero.
Recuerdo que hace tiempo La Vanguardia sacó una reseña tachando tu libro sobre la sexualidad de los curas de oportunista. También recuerdo que á los pocos días esta nota quedó rectificada por otra más convencional (seguramente la editora de tu libro llamó a La Vanguardia pidiendo una reseña menos sincera, más "suave".)
Yo estaba en una logia masónica de Barcelona una tarde, creo que de 1990, en la que estabas tu y te homenajearon o algo parecido. Parece que te gustan los homenajes ¿no?
No eres una persona clara Pepe Rodríguez, y creo que en el fondo tampoco eres nada sincero. Ahora estás empeñado en convencernos que eso de creer en Dios es una patraña, y para reforzar tus argumentos apelas a un sin fin de ciencias, desde la antropología hasta que sé yo.
El tema de Dios es fácil y complejo a la vez. No te das cuenta que tus argumentos, tus tesis ya han sido repetidos infinidad de veces sin resultados. En lugar de usar la vía correcta (intentar conocer esa cosa que llaman Dios con las herramientas adecuadas), conocer a Dios por los caminos marcados por algunas religiones de las digamos serias, pretendes hacerlo desde fuera, y eso amigo Rodríguez es lo que en alemán se llama "ünmoglich" (imposible). Ni la antropología ni ninguna ciencia sabe nada de este asunto, sólo los pocos que en cada época se lanzan de manera silenciosa a esta aventura saben la verdad.
Una última pregunta: ¿Por qué ese énfasis en querer convencer que lo de Dios es un cuento chino? ¿No será otra maniobra tuya para ganar dinero?
¿Has leído "Clérigos" de Drewerman? Allí tienes un modelo de como tocar en serio la problemática de los sacerdotes y gente de la Iglesia.
Tus libros tienen el mismo aspecto que los que editan las sectas fundamentalistas americanas. Intenta ser más serio y no vendas gato por liebre.
Hay gente enganchada a sectas, pero no olvides a los que tienen mejor olfato y se han acercado a las enseñanzas de Gurdjieff o de Ramana Maharshi, por ejemplo.
Hace años, cuando yo trabajaba en un periódico de Barcelona el director me habló bien de ti. Cuando venga a Barcelona en mayo voy a explicarle lo que de verdad persigues y la baja calidad de tus libros.
Un saludo e intenta ser más honesto
Sternkopf

RESPUESTA:

De: Pepe Rodríguez [emaaxx&pepe-rodriguez.com]
Enviado: lunes, 05 de marzo de 2001 19:45
Para: 'F.Asensio'
Asunto: RE: No eres honesto Pepe Rodríguez

Estimado F. Asensio,
¿quién demonios crees ser para acusarme de deshonesto si ni me conoces ni has leído uno solo de mis libros? ¿eres tu honesto al decirme que te parece bien que investigue sectas... pero no otros asuntos en los que tu sí estás implicado vital y emocionalmente? ¿no te parece que se te ve mucho el plumero?
Hablas de filón, disfraz... No digas bobadas, hago un trabajo que me encanta, investigar y reflexionar, que hago bien, en el que pruebo todo aquello que afirmo y, además, cobro por ello ¿te parece mal? ¿Trabajas tu gratis?, yo no, pero sí lo hago con la máxima responsabilidad, dado que lo considero un deber ineludible. Se me podría acusar de algo si hiciese mi trabajo mal y de forma oportunista, pero eso es algo que no podrá afirmar jamás alguien que me conozca y conozca mi curriculum y obra. Que no es tu caso, por lo visto.
Dices "Recuerdo que hace tiempo La Vanguardia sacó una reseña tachando tu libro sobre la sexualidad de los curas de oportunista. También recuerdo que á los pocos días esta nota quedó rectificada por otra más convencional (seguramente la editora de tu libro llamó a La Vanguardia pidiendo una reseña menos sincera, más "suave".)".
Amigo, el hablar por boca de ganso te encanta, pero te pierde. En primer lugar, me parece que lo que salió en La Vanguardia, aunque crea que fue absolutamente injusto y sepa que fue escrito bajo encargo para desacreditarme e intentar que desapareciese mi libro La vida sexual del clero (que estaba en los primeros lugares de ventas), no me molestó en absoluto. Creo que todo el mundo tiene derecho a dar su opinión (aunque es muy discutible que se mienta a sabiendas desde una sección de crítica de libros de un diario reconocido, pero allá cada uno con su conciencia), por eso, ni yo ni mi editorial hicimos ninguna llamada para cambiar nada; ¿qué te crees, que somos tan fascistoides como los que intentan desprestigiar mi obra? No, muchacho, no. Si se cambió un texto deplorable que publicó La Vanguardia durante semanas (eso sí es una campaña de manipulación, pero que en ningún caso atribuyo al medio, sino a uno de sus redactores) debió ser por orden de la propia dirección del periódico, a la que quizá le debió parecer inapropiado que se me insultase de esa forma (o quizá temió una demanda por mi parte, que, por cierto, hubiese ganado, pero no había para tanto: no ofende quien quiere, sino quien puede); en fin, ignoro que pasó y me importa bien poco saberlo (cosa que podría conocer, ahora sí, con una simple llamada).
En cualquier caso, seis años después de aquello, mis libros siguen censurados en La Vanguardia. Ellos sabrán. No deseo ni aspiro a críticas buenas o malas, yo me limito a escribir libros sólidos que interesan a decenas de miles de lectores, y si eso le duele a una serie de sujetos y sujetas que rezan más que piensan, pues lo lamento. De todas formas, te sugiero, por ejemplo, que leas la opinión absolutamente favorable que el portavoz de la Conferencia Episcopal portuguesa manifestó sobre ese libro en una carta que encontrarás en mi web (en la radio fue todavía más radical que yo mismo, pero resulta que es uno de los pocos prelados europeos que se atreve a decir lo que de verdad piensa).
La vida sexual del clero y el resto de libros críticos con la Iglesia han sido leídos y aceptados por miles de católicos maduros y sensatos, también por cientos de sacerdotes (como lo demuestran más de 200 cartas recibidas y los datos de ventas en librerías religiosas) y, claro, ha disgustado a otros tantos (la mayoría de ellos sin haberlo leído). Es normal que así sea, no pasa nada, ni bueno ni malo. No se hunde el mundo. A la Iglesia, a los creyentes, le hace infinito más daño ver como se comportan sus dirigentes que todos los libros críticos del mundo juntos.
Por otra parte, la metodología empleada en la investigación que sustenta este libro fue dada por correcta desde el punto de vista científico... y los casos que se cuentan, mira..., yo no soy el pervertido, sinvergüenza o delincuente que obró tal como demuestro en mi libro, lamento decirte que fueron curas y obispos actualmente en activo. Y nadie de ellos, identificado con nombre y apellidos, ha presentado demanda contra mi libro, publicado en 1995 ¿crees que si yo faltase a la verdad, con lo que afirmo, no hubiese recibido querellas de todos los aludidos? Pero yo siempre demuestro lo que afirmo.
Por cierto ¿piensas que hay que seguir ocultando los delitos sexuales del clero? Yo pienso que no, pero quizá podría estar equivocado. Amigo, en mi web encontrarás escaneados parte de los documentos que demuestran el encubrimiento por parte del cardenal Carles de una red de corrupción de menores dirigida por sacerdotes y diáconos. ¿Debe callarse ante eso? Menudo masón de pacotilla estás tu hecho.
Hablando de masones. Amigo mío, tu memoria es patética. Dices "Yo estaba en una logia masónica de Barcelona una tarde, creo que de 1990, en la que estabas tu y te homenajearon o algo parecido. Parece que te gustan los homenajes ¿no?"
Pues no, querido, no me gustan nada. Fui invitado a dar una conferencia y no por gusto, sino por compromiso con un buen amigo que entonces era el Gran Maestre. ¿Qué tiene que ver una conferencia con un homenaje? Tu miopía me preocupa. Me regalaron, eso sí, una preciosa jarra de cerámica que todavía conservo. En general, me aburren los actos sociales y no me interesa nada el protagonismo, pese a que tengo que estar con frecuencia en los medios de comunicación. En mi vida he llamado a ninguna puerta para pedir nada, quien quiera algo de mi sabe dónde encontrarme. No le debo nada a nadie, ni a Dios (con perdón). Fíjate, colega, que el único homenaje que he recibido en mi vida lo fue de una supuesta secta, sí, de una secta, y fue precisamente por mi comportamiento honesto... y tuvieron que engañarme para hacerme ir al local del acto; sabían que hubiese declinado asistir de habérmelo dicho antes. ¿Me explico?
¿Que tiene que ver ser "claro" y "sincero" con tu apreciación más que subjetiva de que "Ahora estás empeñado en convencernos que eso de creer en Dios es una patraña, y para reforzar tus argumentos apelas a un sin fin de ciencias, desde la antropología hasta que sé yo."?
Mira, amigo, yo no soy ningún predicador y, por tanto, no tengo la menor intención de convencer a nadie de nada. Me parece genial que cada quien se quede con lo que crea, sienta o le de la gana pensar. Mi trabajo no es cambiar a nadie su forma de pensar o creer (aunque eso sí parece formar parte de tu obsesión), me limito a algo mucho más modesto y respetuoso con los demás: analizar desde un punto de vista objetivo, racional y abierto temas que me interesan a mi y, quizá, también a otros. Todas mis afirmaciones están argumentadas, avaladas y basadas en conocimientos objetivos, no son ni opiniones personales ni materia de fe.
No sé si sabrás que la Santa Inquisición, acallada por el momento, permite pensar en voz alta (fuera de la Iglesia, claro, que dentro está vigente la mordaza de la encíclica Veritatis splendor). Probablemente ignoras también que hay una serie de instituciones llamadas universidades en las que se trabaja en la línea de reflexión en la que yo me muevo (la tuya hay que ir a buscarla a una parroquia o similar, que es otro asunto, ni peor ni mejor, pero absolutamente diferente). También está autorizado, desde hace unas pocas décadas, el discrepar sin procurar la ejecución del contrario. Te recuerdo esto para que te hagas el favor de comprobar tu calendario, estamos en el 2001 ¿te habías dado cuenta? Eso de la democracia debe ser duro de llevar para los que piensan como tu.
En fin, volviendo al asunto de Dios y de mi libro Dios nació mujer, ¿porqué no te lees al menos la introducción de dicho texto (está en mi web, y es gratis) en lugar de decir tonterías que sólo ponen en evidencia que tu fe corre pareja a tu ignorancia?
Tomo nota de tu observación: "En lugar de usar la vía correcta (intentar conocer esa cosa que llaman Dios con las herramientas adecuadas), conocer a Dios por los caminos marcados por algunas religiones de las digamos serias, pretendes hacerlo desde fuera, y eso amigo Rodríguez es lo que en alemán se llama "ünmoglich" (imposible). Ni la antropología ni ninguna ciencia sabe nada de este asunto, sólo los pocos que en cada época se lanzan de manera silenciosa a esta aventura saben la verdad."
No sé como se dirá en alemán "alucinas pepinos, muchacho" pero puedes traducirlo tu mismo ... así que de Dios sólo se puede saber mediante algunas religiones "serias" ¿y cuales son serias, según tu? ¿el hecho religioso, profundamente humano y maravilloso (y te lo reconoce alguien que jamás será creyente en nada ni nadie), no es nada si no está bajo la férula y dogmática de un Papa, un Ayatolá o similares? No me fastidies, Torquemada. Así que la inmensa mayoría de la humanidad no puede saber nada de Dios, ni siquiera los muchísimos millones de creyentes que, según tu, no están en una religión "seria". Vaya, vaya. Pero tu sí sabes de Dios, claro. ¿Eres acaso uno de esos "pocos que en cada época se lanzan de manera silenciosa a esta aventura" y " saben la verdad"? ¿Un modesto alumno aventajado, quizá? Te felicito, yo soy un mero ser humano que ejerce de ser racional y usa sus neuronas de una forma diferente a la tuya ¿debo ser quemado en la hoguera por ello? Sí, ya sé tu respuesta, sólo era una pregunta retórica.
Dices también: "Una última pregunta: ¿Por qué ese énfasis en querer convencer que lo de Dios es un cuento chino? ¿No será otra maniobra tuya para ganar dinero?".
Bien, contestaré a tu tontería con otra, cambiando ligeramente tus enunciados: ¿Por qué ese énfasis de la OMS y de todos los gobiernos en querer convencer que lo del tabaco es peligroso? ¿No será otra maniobra suya para ganar dinero? ¿Por qué ese énfasis de las religiones en querer convencer que lo de Dios NO es un cuento chino? ¿No será otra maniobra suya para ganar dinero? Insisto, no tengo el menor interés en que nadie crea o deje de creer y no me gano la vida predicando, sino trabajando. ¿Te entra eso en tu sesera? ¡Coño! es que no se puede reflexionar sobre nada que afecte a lo religioso sin que una parte de los creyentes entréis en paranoia y veáis conspiraciones por todas partes. Tu sabrás en lo qué crees, amigo, pero si te duele tanto la duda, mejor será que te plantees cuán sólida es tu fe en lugar de acusarme a mi de tus males.
Ciertamente he leído a Draewerman, al que también dejó a bajar de un burro tu correligionario de La Vanguardia por la misma razón que a mi. Lamentablemente su obra ha tenido poquísima repercusión en la sociedad y dentro de la Iglesia (algo que, te lo recuerdo para que te escueza, no ha sucedido con la mía, gracias, quizá, a esa justicia divina en la que sólo creéis cuando os interesa).
Dices: "Tus libros tienen el mismo aspecto que los que editan las sectas fundamentalistas americanas. Intenta ser más serio y no vendas gato por liebre"
¿Qué quieres que te responda, querido ignorante, si en tu vida has leído un libro mío? y lo que es peor, comienzo a dudar de que hayas leído algún libro en tu vida. Personalmente, y en consecuencia todos mis trabajos, aborrezco las verdades absolutas en cualquier ámbito. Pienso que todo debe y puede ser discutido (lo mío y lo tuyo, todo), así es que estoy a años luz de fundamentalistas americanos o de fundamentalismos caseros como el tuyo. Cada afirmación en cada uno de mis libros está bien documentada, pero incluso así debe ser sujeto de crítica y debate. No me inquieta lo más mínimo que pongas mis trabajos en la picota, pero sí que hables de ellos sin tener ni la más remota idea. Me aterra la ignorancia y la prepotencia que manifiestas.
Amigo, demuéstrame con datos rigurosos, no con presunciones de fe, qué errores tienen mis libros y los cambiaré. Yo agradezco mucho, y de verdad, que los demás me permitan aprender de sus conocimientos ¿sabes algo interesante para enseñarme? Lo espero ansioso.
Dices: "Hay gente enganchada a sectas, pero no olvides a los que tienen mejor olfato y se han acercado a las enseñanzas de Gurdjieff o de Ramana Maharshi, por ejemplo".
¿Qué demonios pretendes decir con esto? ¿qué sólo tienen olfato los que se han acercado a Gurdjieff o Ramana Maharshi? Mira colega, en el mundo, con o sin sectas, hay de todo. Las doctrinas de los dos que mencionas son muy interesantes, efectivamente, pero también lo son otras decenas que tu desprecias de entrada, sin conocerlas, y que calificarías de "secta". Con la mejor de las doctrinas se puede generar un reino de terror ¿no sé si me explico? y con la más mediocre de ellas se puede ayudar a la gente. No generalices por favor, hay gente con buen olfato, como tu dices, en todas partes, incluso en los cientos de grupos que tu repudias, y viceversa. ¿O es que tu estás rodeado de ángeles cantores? Cretinos y delincuentes los hay en todas partes, pero gente buena y honesta también, incluso entre sectarios, ateos y otras yerbas. ¿Por casualidad eres el guardián de las llaves del único lugar dónde se puede y debe estar? Gran honor debe ser ese, caballero.
Dices: "Hace años, cuando yo trabajaba en un periódico de Barcelona el director me habló bien de ti. Cuando venga a Barcelona en mayo voy a explicarle lo que de verdad persigues y la baja calidad de tus libros".
¡Coño, qué miedo que me das! Ahora si que puedo darme por muerto. Mira, querido zoquete justiciero, si esto es una amenaza, ya sabes dónde puedes metértela. Cuándo veas a ese director de periódico que cometió el delito de hablar bien de mi (será idiota, el hombre) dale saludos de mi parte y, si eres honesto, cosa que dudo, entrégale también una copia de este e-mail ¿vale? Por cierto, dile también que tienes una aceptable habilidad para insultar con absoluto desconocimiento de causa, eso se lleva mucho en estos tiempos de mediocridad mediática y hasta es posible que te contrate.
Me gusta imaginar que eres más inteligente y sensato de lo que aparentas, por eso me despido agradeciéndote este e-mail y solicitándote que, si tienes algo inteligente para contarme, vuelvas a escribirme; estaré encantado de leerte.
Hasta entonces, recibe un abrazo de colega.
Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: "JUAN CARLOS BILYK" <xxancabil@movi.com.ar>
Para: <emaaxx&pepe-rodriguez.com>
Asunto: RV: Mentirosillo...
Fecha: domingo, 06 de mayo de 2001 0:48

-----Mensaje original-----
De: JUAN CARLOS BILYK [SMTP:xxancabil@movi.com.ar]
Enviado el: Sábado 5 de Mayo de 2001 19:35
Para: 'emaaxx&pepe-rodriguez.com'
Asunto: Mentirosillo...

Estimado e ignoto Sr. Rodríguez:
Probablemente tirará al cesto de papeles este mensaje, dado que la clase de sujetos como Ud. integran uno de dos posibles grupos: los ignorantes o los falsarios.
Aún así, y con sólo leer el resumen y el índice de su colorido panfleto anticatólico, me permito, si es que tiene un poco de decencia intelectual, preguntarle dos únicas cositas: ¿Ud. cree que sus acusaciones son nuevas, revolucionarias, definitivas? ¿Y que nunca fueron respondidas?
Andá a dormir, Pepe.
Dios te bendiga, pero antes te perdone (si es que te arrepientes).
Sinceramente conmovido

Juan Carlos Bilyk

P.D.: Sin duda valiosísimos los testimonios periodísticos en favor del engendro pergeñado por Ud.

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx&pepe-rodriguez.com>
Para: "JUAN CARLOS BILYK" <xxancabil@movi.com.ar>
Asunto: Re: Mentirosillo...
Fecha: lunes, 07 de mayo de 2001 9:56

Estimado señor Bilyk,
le agradezco la estima con la que encabeza el e-mail que me ha enviado, pero debo comunicarle que de ningún modo puedo ser "ignoto", según usted me califica. Ignoto procede del latín ignotus, desconocido, y como adjetivo significa "no conocido ni descubierto" --lamento comunicarle que al menos mi madre ya me conoció y descubrió hace mucho, por lo que no puedo ser lo que pretende--; quizá usted quiso emplear el término ignorare, ignorar, que significa "no saber algo, o no tener noticia de ello", que ya se ajusta más al hecho de que usted no supiese de mi --algo que yo no puedo lamentar en absoluto--; pero, viendo el global de su e-mail, es más probable que usted desease acudir al adjetivo ignorante, del latín ignorans, -antis, que se refiere al "que ignora" o "que no tiene noticia de las cosas" ¿es así? Pues bien, caballero, si usted resulta ignorante hasta para emplear la palabra justa para insultar, ¿cuánta ignorancia debo suponerle en el resto de su más que discreto funcionamiento neuronal?

Tal como puede comprobar, no he tirado "al cesto de papeles" su mensaje --¿de verdad piensa que eso que me ha enviado es un mensaje?--, y debo confesarle mi perplejidad ante su pía, que no docta, perspicacia. Así que "la clase de sujetos" como yo sólo podemos integrar "uno de dos posibles grupos: los ignorantes o los falsarios". Bien, caballerete católico, dado que usted estará de acuerdo con Jesús en eso tan necesario de "enseñar al que no sabe", ¿podría corregirme con datos objetivos e históricos los datos que aparecen en mis libros? Esperaré anhelante ese río de sabiduría suyo que promete sacarme de mi monumental error, aunque, de no recibirlo, cosa que bien pudiera suceder, le solicito que me ahorre trabajo y se mande usted mismo allí dónde deben estar los de su especie.
Mire, caballero, acepto y agradezco siempre la crítica bien fundada, esté o no de acuerdo con ella, pero para poder discutir y reflexionar sobre algo hay que oponer datos concretos a aquello con lo que se disiente; salvo que usted me demuestre lo contrario, el fanatismo y la cretinez jamás han constituido vías de diálogo ¿me explico?

Nuevamente quedo impactado por su sagacidad: "con sólo leer el resumen y el índice de su colorido panfleto anticatólico, me permito, si es que tiene un poco de decencia intelectual, preguntarle dos únicas cositas: ¿Ud. cree que sus acusaciones son nuevas, revolucionarias, definitivas? ¿Y que nunca fueron respondidas?".
Su inteligencia es portentosa, le basta un resumen y un índice para tener una comprensión absoluta de aquello que, obviamente, desconoce. ¿Inspiración divina, quizá? Le envidio, de verdad. En mi caso, para saber un poquito de la realidad histórica y dogmática de la Iglesia católica tuve que pasar muchos años leyendo y estudiando más libros, textos y documentos --incluidas varias versiones de la Biblia-- de los que usted verá juntos en su vida (doy por supuesto que usted sabe leer, claro). Quizá es que no soy tan inteligente como usted y me cuesta mucho más conocer las cosas, pero, en cualquier caso, creo que sí debe existir "un poco de decencia intelectual" en quien tiene un tremendo celo por documentarse, aprender y probar aquello que escribe en sus libros, eso es en un servidor de usted. ¿Tiene usted la misma decencia? ¿sabe al menos qué es decencia? ¿me puede explicar qué tipo de decencia tuvieron muchos de sus católicos compatriotas argentinos, como Videla y toda la piara de genocidas que les gobernó, o el propio monseñor Plaza, todos ellos de misa diaria, pero con manos ensangrentadas? y, por cierto ¿tiene idea de qué significa la palabra intelectual?
Le contesto a sus dos sesudas preguntas: 1) Yo no acuso, me limito a describir, probar y demostrar que la Iglesia miente a sabiendas en casi todo lo fundamental. Pero yo no acuso porque no me mueve ni la más mínima militancia anticatólica --mis libros no son estudios contra la Iglesia, sino sobre la Iglesia ¿capta la diferencia?--, no soy anti-nada, pero reclamo el derecho a ser crítico con todo aquello que debe estar sujeto a crítica --la Iglesia entre ello... y mi trabajo, y el de cualquier otro, claro-- y proclamo mi derecho a que se discutan mis datos con otros datos (¿sabe qué es un dato?) no con insultos a la inteligencia, como su memez.
Por otra parte, mis datos y argumentaciones no son "nuevas, revolucionarias, definitivas", ni falta que les hace, eso y mucho más ya lo digo y justifico en la introducción de mi libro Mentiras fundamentales de la Iglesia católica, que usted ni ha visto; el aporte más importante de mi libro es divulgar, hacer accesible a nivel de calle, mucho de aquello que académicos y teólogos saben desde hace mucho pero la gente como usted ignora (¿sabe, caballero, que un teólogo católico, en un debate, me acusó de que mis datos no eran nuevos y que eso él ya lo sabía? ¿no le parece, pibito --al menos así le considero en lo mental-- que es hipócrita y sinvergüenza conocer una versión de los hechos y declarar otra opuesta y vivir de ella? pues eso lo hace el clero culto... ¿y dice que soy yo el "mentirosillo"? Que santa Lucía le conserve la vista y quien sea también le conserve la capacidad de tragar ruedas de molino).
Lamento informarle que, a pesar de lo que imagina, la mayoría de las observaciones que hago en mi libro, tanto en mi caso como en el de los autores que las comenzaron a plantear ya en el siglo XIX, sólo han sido acalladas por la Iglesia, pero jamás contestadas con rigor. No es una respuesta aceptable, cuando se ofrecen datos, responder que "la Tradición siempre ha defendido lo contrario" o que "la fe dice que..." Me parece una opción encomiable su fe y la de quienes son como usted, pero me ofende y horroriza su ignorancia y, más todavía, su profesión de ignorancia perpetua.

Su arrogancia, estimado caballero católico, va pareja a su memez. Suena bien ese cursi "Andá a dormir, Pepe" y de verdad me conviene hacerlo, trabajo demasiado. Pero ¿sabe a dónde le mando yo? Pues eso... Y no vaya de perdonavidas, caballerete, ¿quién demonios es usted para decir con autosuficiencia que "Dios te bendiga, pero antes te perdone (si es que te arrepientes)". ¿Sabe usted si Dios le va a perdonar por su ignorancia, arrogancia y nula caridad cristiana? Y no hace falta que pida bendiciones no solicitadas, Dios (o quien sea) ya me bendijo con el don de la inteligencia, pero le sugiero que demande con devoción la porción de inteligencia que le debió corresponder como ser humano pero que, por lo visto, todavía no le han entregado; yo, tan "Sinceramente conmovido" como usted, espero que la recupere algún día.

Le deseo justo lo mismo que me desea usted a mi,

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: Jos Jaramillo [XXnsi@tutopia.com]
Enviado: miércoles, 30 de mayo de 2001 4:09
Para: emaaxx&pepe-rodriguez.com
Asunto: Tenga dignidad de responder

Estimado Señor Rodríguez:

Tenga la dignidad de responder el E-mail anterior que le envié, sepa usted que si no lo hace,
es porque sabe que usted miente en sus libros, que el diablo le ha tentado para mentir y no
hay otra cosa distinta de la mentira que se parezca más a la verdad porque el diablo se
disfraza de ángel de luz, y usted ha brillado mucho.
Jesús me dijo que usted es un mentiroso que quiere engañar a los jóvenes para que se
vuelvan ateos, y usted quiere que la Iglesia, Santa y Madre quede desprestigiada siendo que
ella no ha cometido las sandeces que usted le atribuye. Por favor rece mucho para aprender
a decir la verdad, Dios tendrá piedad de usted si se arrepiente. ¡No sea descarado, retráctese
de sus malignidades!
Los jóvenes cada vez más se alejan de Dios, pero usted les está ayudando. Usted es el
representante del falso profeta que pronto vendrá, usted les enseña a adorar a Satanás con
sus mentiras.
No he leído sus libros porque Dios me los dió a conocer en una revelación, usted miente en
todas sus teorías porque usted niega a Dios. La virgen me dijo que usted había sufrido mucho
cuando niño y por eso se quiere vengar de los católicos y de Dios, porque cree que Dios le
hizo eso. No más, deténte Pepe Rodríguez que pronto vendrá un demonio y no te dejará en
paz hasta que te vayas derechito al infierno, por mentiroso.
Dios le destruya el diablo que tiene metido en la cabeza.

José J.

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx&pepe-rodriguez.com>
Para: "Jos Jaramillo" <xxnsi@tutopia.com>
Asunto: Re: Tenga dignidad de responder
Fecha: miércoles, 30 de mayo de 2001 13:40

Estimado José Jaramillo,

lamento comunicarle que yo jamás he recibido un mail suyo, así que no le extrañe no haber obtenido respuesta alguna por mi parte, no sabía que usted existía.

Seré muy conciso: por el tono de su mail, hasta el más tonto de su pueblo puede darse cuenta de que usted tiene un problema psiquiátrico muy notable. Le recomiendo que acuda urgentemente al Hospital Psiquiátrico más cercano a su domicilio y solicite ayuda. Con un tratamiento farmacológico adecuado dejará de delirar. Se lo digo muy en serio.

Dado que yo jamás hablo a tontas ni a locas (frase común que, con usted, tiene un sentido específico y pleno, aunque cambiando el género), le comunico que no se moleste en volver a escribir, su dirección ha sido bloqueada en mi servidor. El tiempo es un bien muy escaso y, según creo, es pecado malgastarlo en cretineces. Amén.

Le deseo que se restablezca lo antes posible y que recupere la cordura que, sin duda, debió tener alguna vez.

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: "Loreto Lavin " <xxavin@mi-mail.cl>
Para: <emaaxx&pepe-rodriguez.com>
Asunto: lo que dice tu libro es...
Fecha: martes, 16 de abril de 2002 2:09

lo que dice tu libro es pura mentira y los catolicos somos cadabes menos por estupidos como tú!!!!
deberias pedirle perdon a dios por mentir sobre la iglesia que el creó

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx&pepe-rodriguez.com>
Para: "Loreto Lavin " <xxavin@mi-mail.cl>
Asunto: Re: lo que dice tu libro es...
Fecha: martes, 16 de abril de 2002 12:14

Loreto,
las cuentas por vuestra ruina colectiva hay que pedírselas a los gestores, pésimos y deplorables, de vuestra Iglesia, a quienes han secuestrado un mensaje hermoso para hacer con él un negocio y un ejercicio de poder intolerable. Los críticos no dañamos a la Iglesia, pero los prelados corruptos, sinvergüenzas, fascistoides, encubridores de delitos sexuales y que viven fuera de tiempo y lugar sí que dañan y mucho.
El mundo cristiano en general ha incrementado mucho su número de creyentes en las últimas décadas, mientras que está bajando en picado la feligresía católica. La pura lógica, no digo ya el análisis racional de los datos y hechos --algo que quizá tú no estés en disposición de hacer-- indica necesariamente que debe buscarse las causas de tanta derrota, como tu dices notar, dentro de la Iglesia católica, no fuera.
No trates de estúpidos a los demás cuando tu pecado de ceguera sobrepasa con mucho las tasas aceptables de cretinez compatibles con lo humano. En alguna parte de los Evangelios se dice algo al respecto.
Por cierto, me inquieta profundamente una Iglesia como la tuya que ha defendido como modelo de hombre creyente a tu compatriota Pinochet... y luego dices que no comprendes la razón por la que la gente abandona a miles la Iglesia católica. ¿Piensas que Jesús se hubiese asociado a un tipo como Pinochet y lo hubiese defendido como honorable?
Creer está muy bien, pero pensar tampoco está nada mal, te aconsejo que lo hagas al menos un día a la semana, no duele demasiado.
Un abrazo,

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: "Ricardo de dios" <xxologetica2002@yahoo.es>
Para: <emaaxx&pepe-rodriguez.com>
Asunto: Una lección de un católico que ama el OPUS DEI
Fecha: sábado, 14 de septiembre de 2002 1:20


Excelentísimo señor don José Rodríguez:

Su biografía saldrá por internet dentro de poco. Y me importa un comino que no le guste, que intente parar lo que ya no tiene solución... Y tiene suerte, porque como abogado y miembro del OPUS DEI, sinceramente, creo que usted debería ser denunciado por racismo religioso en las instituciones europeas, idea que está tomando forma en estos momentos. Como tiene experiencia en sentarse en el banquillo de los acusados y su experiencia de ponente y no sé cuantas más memeces, que hinchan su problema de ego, no será nada para usted.

Con perdón, viva Cristo y el beato Escribá de Balaguer.

BIOGRAFÍA DE PEPE RODRÍGUEZ: "Pepe Rodríguez, natural de Tortosa, era un niño travieso y agresivo que, según algunos artículos, tenía predileción por la caza de mariposas. Ahora, es licenciado en Ciencias de la Información en la sección de la Universidad Autónoma de Barcelona, porque ya es un hombre, aunque sea de 1'55 escaso.
En los setenta, Pepe empezó a dedicarse a escribir sobre el fenómeno de las sectas con su ego y radicalismo característicos, infiltrándose en la secta Moon y colaborando con la policía y el CESID socialista, extremos que reconoce él en su obra "La Conspiración Moon" (Ediciones B,1988). Su obsesión infantil por la caza se volvió casi patológica hacia la secta Moon, paranoia que sirvió para promocionarla y combertirla en un gigante.
Pero la loca investigación antisectas de Pepe Rodríguez se deterioró con el paso del tiempo (dicen que las paranoias no son buenas compañeras de viaje) y éste acabó detenido por la policía nacional y puesto a disposición judicial por denuncias de la secta CEIS. Una fianza astronómica le salvó de la cárcel. Es curioso que la policía y la justicia no hayan intervenido en contra de Pepe Rodríguez por algo mucho más grave: un delito suyo pseudoterrorista que reconoce en su libro dedicado a Moon. Asegura que contrató unos matones para defenderse de las amenazas de Moon y que su enemigo recibió una lección. Estamos ante un periodista que manda dar palizas, hablando en plata. Y no hablamos de mariposas, sino de personas.
No sabemos si esa u otra inmoralidad le condujo a cambiar la diana de sus fobias en la década de los noventa. Lo cierto es que en los noventa optó por atacar a la Iglesia católica en varias obras. Para él todos los sacerdotes eran pederastas, degenerados, corruptos. No recordaba su condición de encausado por varios juzgados y de matón de poca monta. La verdad es que el pequeñajo Rodríguez no da ni para cazar mariposas, con perdón por tan graciosos insectos.
La biografía de Pepe Rodríguez se completa con su nuevo chiringuito de psicología familiar denominado EMAAPS (Equipo Multidisciplinar para el Asesoramiento y Asistencia en Problemas Sectarios), un claro caso de intrusismo profesional que le da para comer a él y su psicóloga de turno. ¿Lo volveran a detener y a encausar? Hay quien dice que sus ataques a la Iglesia católica y al beato Escribá de Balaguer, histórico santo que fundó el OPUS DEI, están en gabinetes de prestigiosos equipos de abogados del actual ministro Michavila, y que cualquier cosa es posible. Tiempo al tiempo".function msghref(nMsg) { document.write('

PD: Las pruebas están en sus propios libros. No es tan listo como cree.

Ricardo
--------------------------------
Yahoo! Messenger
Nueva versión: Webcam, voz, y mucho más ¡Gratis!

RESPUESTA

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx&pepe-rodriguez.com>
Para: "Ricardo de dios" <xxologetica2002@yahoo.es>
Asunto: Re: Una lección de un católico que ama el OPUS DEI
Fecha: sábado, 14 de septiembre de 2002 17:48

Señor Ricardo "de dios" o de quien le dé la gana ser,

Me fa
scina su mail amenazante, tanto por la carga de maldad que implica como por la burrez y desinformación que denota. Debo decirle, claro, que su contenido falso y, por ello, injurioso, ya ha sido remitido a mi abogado para que actúe en consecuencia, si lo cree oportuno, contra usted y contra quienes le den soporte.

Me extraña mucho que quien, como usted, se dice abogado, cometa tantos delitos en un solo mail. Los abogados del Opus que conozco --y que me honran con su amistad a pesar de las diferencias ideológicas-- son personas cultas y formadas en Derecho, pero veo que éste no es su caso. Me alegro mucho, fundamentalmente porque ello demuestra que el Opus ya no es elitista y permite el ingreso en su seno de cualquiera, hasta de usted.
Me amenaza con que "su biografía" --la mía, claro-- "saldrá por internet dentro de poco", pues mire, yo me ofrezco a colaborar con usted en su cruzada contra mi y la he colgado en mi propio web el mismo día en que la he recibido. No hace falta que me lo agradezca.

Dice usted "Y tiene suerte, porque como abogado y miembro del OPUS DEI, sinceramente, creo que usted debería ser denunciado por racismo religioso en las instituciones europeas, idea que está tomando forma en estos momentos". ¿Sabe usted que significa el concepto de racismo? ¿y el de "racismo religioso"? Me va a permitir que le conteste con una expresión castiza: usted confunde el culo con las témporas. El que yo, al igual que millones de personas, sea crítico con la corrupción que abunda dentro de la Iglesia católica --al igual que lo soy con la que existe en otros muchos colectivos-- y con sus falsedades históricas y manipulaciones doctrinales --al igual que han demostrado cientos de escritores, historiadores, teólogos, exegetas bíblicos, etc. antes que yo-- no supone el menor atisbo de discriminación por motivo de religión ni menos todavía enemistad u odio hacia la Institución. Tengo excelentes relaciones de amistad con muchos sacerdotes católicos, cuento con muchos miles de católicos practicantes entre los lectores de mis libros --y que comparten mi visión crítica-- y también me honran con su amistad, como le he dicho, notables profesionales miembros del Opus Dei. Si quiere encontrar "racismo religioso" quizá le convendría revisar algunos actos de los obispos --como los despidos improcedentes de profesores de religión por parte de prelados españoles--, algunas declaraciones de obispos de todo el mundo que muestran un enfermizo desprecio por la sociedad laica, o algunas afirmaciones del señor Escrivá de Balaguer (por cierto, ¿cómo quiere que la gente se crea su esperpéntica biografía sobre mi persona si usted no sabe ni escribir el nombre de su querido beato?; me dice "Con perdón, viva Cristo y el beato Escribá de Balaguer", pues con perdón, Escribá no se escribe con "b" de burro sino con con "v" de vaina).

Tiene usted razón al afirmar que tengo "experiencia en sentarse en el banquillo de los acusados". Cuando se realiza un trabajo crítico, que pisa muchos callos y muchos cerebros encallecidos y hace perder millones de euros a gentuza que abusa de los demás, se corre el riesgo de ser demandado. Más de cien veces han iniciado acciones legales contra mí, pero en todas ellas he sido absuelto con todos los pronunciamientos a mi favor (¿sabe qué significa este concepto en una sentencia?) dado que tenía toda la razón en lo que había afirmado en relación a mis acusadores. Y eso no implica que sea infalible, me puedo equivocar como cualquier otro humano, pero los tribunales han confirmado una vez tras otra que mi trabajo es riguroso así como mis afirmaciones. En cuanto al ego..., no tengo el menor problema con él; si lo tuviese, mi currículum podría tener unas 20 páginas más sin tener que añadirle nada que no fuese cierto, pero no es el caso. Lo que aparece en mi web es sólo una reseña básica para que el lector conozca en qué parámetros me muevo, nada más. Si tuviese un problema de ego actuaría como su Escrivá de Balaguer, fabulando e hinchando mi biografía hasta el asco, pero yo no soy discípulo de los métodos de su beato.

Vayamos ahora a mi "biografía" según usted:

BIOGRAFÍA DE PEPE RODRÍGUEZ: "Pepe Rodríguez, natural de Tortosa --hasta aquí lo has acertado todo--, era un niño travieso y agresivo que, según algunos artículos, tenía predileción --si no le molesta, a predilección, le falta una c-- por la caza de mariposas --ni flowers, chaval; fui un niño tímido, con un gran mundo interior -y lo sigo siendo-, nada travieso ni agresivo -todo mi barrio y los colegas del colegio se lo podrían confirmar-, que detestaba el fútbol y demás juegos de competición -y sigo en lo mismo- y al que interesaban más los animales y la naturaleza que muchos humanos (incluidos los dos curas sinvergüenzas que señoreaban la parroquia de mi barrio; aunque, eso sí, yo sacaba sobresaliente en la asignatura de religión); jamás he tenido uno de esos clásicos caza mariposas ni las he cazado, me encantan vivas; así es que se mete usted el "según algunos artículos" en donde le quepa.

Ahora, es licenciado en Ciencias de la Información en la sección --¿en qué sección?-- de la Universidad Autónoma de Barcelona --y más cosas, pero no se las cuento para que no me acuse de lo del ego--, porque ya es un hombre, aunque sea de 1'55 escaso --tampoco se pase, hombre de dios, cierto que no sobrepaso la talla media de mi generación, pero no me haga más pigmeo de lo que ya soy, caramba. Mido 1,65, escaso, eso sí, pero son los suficientes centímetros de más como para que mi nariz se aleje algo más del suelo y no sea agredida por el hedor que desprende cierta gentuza.
En los setenta --en el 71 o el 79, una década tiene diez años ¿no?--, Pepe empezó a dedicarse a escribir sobre el fenómeno de las sectas --y sobre un montón de otras cosas que usted ignora, por lo que se ve-- con su ego y radicalismo característicos --se equivoca usted de nuevo, escribía con una Olivetti que todavía conservo (soy un romántico) y sin nada característico ya que comenzaba entonces en mi profesión de escritor--, infiltrándose en la secta Moon --revise sus patéticas fuentes, eso fue en 1980-- y colaborando con la policía y el CESID socialista, extremos que reconoce él en su obra "La Conspiración Moon" (Ediciones B,1988) --su demostración de cretinez o de maldad me abruma, en tal libro, que usted no ha leído o no ha sido capaz de comprender, ni se dice ni se reconoce tal cosa; la palabra CESID aparece sólo en la pág. 243 en relación con la Embajada norteamericana en Madrid. Si lo que quiere decir es que en esa época, al igual que hoy, tenía contactos en la Policía, pues claro que sí, genio de alpargata, al igual que los tiene cualquier periodista de cualquier país, ¡faltaría más!, tener esos y otros muchos contactos es parte de mi trabajo. En cambio, no los he tenido en el CESID, jamás me han hecho falta-- Su obsesión infantil por la caza se volvió casi patológica hacia la secta Moon, paranoia que sirvió para promocionarla y combertirla en un gigante. --Déjeme que me carcajee de usted, con todo respeto a su filiación divina que, según dicen, nos hermana; así que, según usted, de mi inexistente "obsesión infantil por la caza" ¿de mariposas, supongo? pasé a cazar moonitas... ¿Le ha contado usted este tipo de razonamiento delirante y absurdo a algún psiquiatra?, si no es así, debería hacerlo con urgencia. En cuanto a ser promotor de los Moon y convertir (por cierto, estimado iletrado, no es "combertirla" sino convertirla; entre rezo y rezo le sugiero revisar las reglas básicas de la ortografía) a la secta en un gigante, no es más que una muestra de la brutal ignorancia que manifiesta: cuando me ocupé de los Moon en 1980 ya eran un gigante en todo el mundo y su líder estaba entre las primeras cincuenta fortunas del mundo ¿queda claro?--

Pero la loca --loca sería sin sentido ni criterio, y si algo tienen todos mis trabajos es sentido y criterio, aunque no le gusten ninguno de los dos a usted y a los que sienten (permítame que no escriba piensan) como usted-- investigación antisectas de Pepe Rodríguez se deterioró con el paso del tiempo (dicen que las paranoias no son buenas compañeras de viaje) y éste acabó detenido por la policía nacional y puesto a disposición judicial por denuncias de la secta CEIS --en bien de sus posibles clientes, espero que su labor de abogado se limite a barrer el suelo de algún bufete los fines de semana, cuando allí no hay ni las cucarachas. Veamos: jamás fui detenido ni nada remotamente parecido. Se dictó una orden de detención errónea que me incluía, y yo mismo comparecí voluntariamente, un par de días después, ante la Policía, que ni llegó a tomarme declaración y al final los inspectores encargados del caso se excusaron, ante mi y mi abogado, diciendo que el juez había metido la pata hasta las orejas; si usted, hombre de dios, fuese capaz de comprender los documentos escritos podría enseñarle todo lo referente a esa época y hasta podríamos hablar con el policía que debía "detenerme", hoy es un jefazo y se alegrará de recordar esos tiempos tan divertidos (1984); no hay nada de lo que no tenga constancia documental para demostrar lo que afirmo--. Una fianza astronómica le salvó de la cárcel --mire usted, manipulador indocumentado, ni fianza ni cárcel ¿se entera? ni siquiera comparecí ante el juzgado por ese asunto. En otro caso, relacionado con la misma secta, una jueza, engañada por el abogado de la secta (que es amigo mío y me contó cómo lo hizo) me metió en el mismo saco con otro periodista que había escrito sobre ese grupo y nos solicitó una fianza conjunta de 10 millones, pero ni se hizo efectiva ésta ni prosperó el intento de la juez, que tuvo que archivar su acción por carecer de todo fundamento; a más abundamiento, la investigación que yo publiqué, y por la que quiso procesarme esa juez, sirvió como prueba de cargo fundamental, ante la Audiencia Provincial de Barcelona, para condenar a los líderes de esa secta por proxenetismo y otros delitos, y ellos sí pasaron muchos años en la cárcel--. Es curioso que la policía y la justicia no hayan intervenido en contra de Pepe Rodríguez por algo mucho más grave: un delito suyo pseudoterrorista que reconoce en su libro dedicado a Moon. Asegura que contrató unos matones para defenderse de las amenazas de Moon y que su enemigo recibió una lección. Estamos ante un periodista que manda dar palizas, hablando en plata. Y no hablamos de mariposas, sino de personas. --de donde carajo, con perdón, saca usted esa barbaridad. Viene a decir un refrán que cree el imbécil que los demás son tan imbéciles como él. Le sugiero que se lea mi libro "La conspiración Moon" o cualquier otro y me demuestre dónde digo yo tamaña majadería. Para defenderme no me hace falta contratar a nadie, y para defender lo que digo jamás he recurrido a la violencia física, no es preciso. Mire, dado que su conocimiento del derecho es tan raquítico, le daré un consejo gratis: si quiere insultarme o injuriarme puede afirmar que yo tuve la culpa de la extinción de los dinosaurios, o que soy primo hermano de Herodes (elija el padre o el hijo, no tengo preferencias), pero no afirme, siendo absolutamente falso, tal como usted sin duda sabe, que he cometido un delito perseguible de oficio ya que eso, al ser falso, le convierte a usted (y al servidor de Internet o editor que le soporte) en delincuente, basta presentar su mail y su publicación en web ante un Juzgado de lo penal para que se inicie un proceso en relación con el 209 de nuestro Código Penal.

No sabemos si esa u otra inmoralidad --¿sabemos? ¿usted y cuántos más?; cabe suponer que debió de ser otra "inmoralidad" ya que la que usted cita es falsa-- le condujo a cambiar la diana de sus fobias en la década de los noventa --la década de los noventa sigue teniendo diez años, ¿podría precisar algo más o es que su imaginación ya no le da para inventar más?--. Lo cierto es que en los noventa optó por atacar a la Iglesia católica en varias obras --algunas aclaraciones para su enfermiza comprensión de la realidad: no tengo fobias ni filias, escribo sobre aquello que creo oportuno hacerlo sin más objetivo que reflexionar con datos, rigor y fuerza acerca de su realidad e implicaciones; por otra parte, yo no escribo "contra" la Iglesia católica, me limito a escribir "sobre" la Iglesia católica, ¿es usted capaz de comprender el matiz?--. Para él todos los sacerdotes eran pederastas, degenerados, corruptos --exagera usted de nuevo, hombre de dios, si lee con atención mi libro "La vida sexual del clero", que es al que supongo se refiere, verá que yo sólo demuestro que un 60 % del clero católico mantiene relaciones sexuales y, entre ellos, un 26 % soba a menores, un 20 % mantiene prácticas homosexuales, un 12 % son homosexuales, un 7 % comete abusos graves sobre menores... jamás he dicho ni diré "todos", respeto mucho a los miles de sacerdotes honestos que también hay dentro de la Iglesia... y, ahora que lo pienso, creo que tampoco le va a gustar nada mi próximo libro (saldrá en noviembre de 2002) que se titula "Pederastia en la Iglesia católica", va prologado por un importante sacerdote y teólogo y en él lo fundamental no es la miríada de delitos sexuales de los curas de base (¿ha leído algún periódico durante los dos últimos años? pues si lo hubiese hecho sabría que en Estados Unidos se ha procesado y/o condenado a más de 1.500 curas por delitos sexuales contra menores y han tenido que abandonar su cargo un montón de obispos -en mi web verá el listado- y lo mismo ha sucedido en otros muchos países) sino los que cometen en ese ámbito y/o encubren desde su posición de poder los prelados y el mismísimo Papa; lamento informarle que muchos altos cargos de la Iglesia, de todo el mundo, incluso algunos que usted necesariamente admira, salen tal como son en realidad y eso le hará brotar salpullidos, pero la realidad es como es, hombre de dios; yo no soy el delincuente ni el corrupto, me limito a contar y probar qué hacen algunos sujetos que se pretenden píos ¿quiere matar usted al mensajero?, pues en eso se parece usted a todos los prelados corruptos--. No recordaba su condición de encausado por varios juzgados y de matón de poca monta --pues dele usted mis saludos a su señora mamá; qué quiere que le responda a su injuria...--. La verdad es que el pequeñajo Rodríguez --bien, bien, pero al pequeñajo de su delirante "biografía" súmele los 10 centímetros que me ha escatimado, hombre de dios, que lo cortés no quita lo valiente ¿qué quiere, que encima de tener que soportarle a usted tenga que acortar todos mis pantalones para ajustar mi talla a su delirio?; reprima su maldad, caballero-- no da ni para cazar mariposas, con perdón por tan graciosos insectos --sin duda no doy "ni para cazar mariposas", pero algo debo de dar cuando a una piara de sujetos descerebrados les jode tantísimo que existan mis libros y se dedican con todo lujo de medios a amenazarme, injuriarme, perseguirme y censurarme ¿no lo cree usted así?--.

La biografía de Pepe Rodríguez se completa con su nuevo chiringuito de psicología familiar denominado EMAAPS (Equipo Multidisciplinar para el Asesoramiento y Asistencia en Problemas Sectarios), un claro caso de intrusismo profesional que le da para comer a él y su psicóloga de turno --¿Nació usted así listo o hizo una carrera enterita para llegar a serlo? El Emaaps está conformado por un equipo de psicólogos, psiquiatras y abogados, entre otros, y realiza su trabajo profesional como cualquier otro equipo multidisciplinar--. ¿Lo volveran --con acento queda mejor, así: volverán-- a detener y a encausar? --lo primero sería novedad, jamás lo han hecho, lo segundo no me inquieta, es el precio a pagar por hacer bien mi trabajo-- Hay quien dice --¿quién carajo dice eso, manipulador de pacotilla?-- que sus ataques a la Iglesia católica --¿desde cuando discrepar y probar en sentido contrario es "atacar"? ¿desde cuándo denunciar a un obispo delincuente es "atacar" a la Iglesia? ¿no es nuestra obligación de ciudadanos denunciar a los delincuentes, sean del clero o laicos? ¿no denunció Jesús a los corruptos y farsantes? ¿a qué viene entonces que los suyos se empeñen en encubrir la corrupción de sus hipócritas jefes-- y al beato Escribá de Balaguer, histórico santo que fundó el OPUS DEI --¿puede decirme en dónde demonios he "atacado" a su beato? Mire usted, hay sobradas investigaciones sobre la vida de ese aragonés peculiar que demuestran su realidad con crudeza, no hace falta aportar nada más... pero si quisiese aportar más podría hacerlo, hay tantas cosas jugosas en su vida que le harían enrojecer de vergüenza, pero, la verdad, no tengo el menor interés en el personaje... aunque igual tengo que agradecerle a usted el que me despierte el gusanillo (es lo que precede a una mariposa... a ver si va a tener razón usted...) y desarchive toda una colección de documentos muy comprometedores que me regaló un opusdeísta hace años--, están en gabinetes de prestigiosos equipos de abogados del actual ministro Michavila --¡oh! que miedo me da; afirma que prestigiosos abogados al servicio de todo un ministro de Justicia se ocupan de mi personita (claro, y luego se me queja usted de que mi ego engorde, es que me lo pone usted fácil, ¿piensa que debería poner en mi curriculum que los abogados de un ministro me persiguen? eso da pedigrí ¿no?), bien, pues esperaré ansioso su citación judicial... y, por cierto, le entregaré una copia de su mail a un buen amigo mío, diputado del partido en el gobierno y compadre del ministro, para que se lo entregue personalmente a José María Michavila de mi parte; seguro que agradecerá el detalle y le parecerá muy ocurrente su amenaza--, y que cualquier cosa es posible. Tiempo al tiempo" --en eso estamos de acuerdo--.

PD: Las pruebas están en sus propios libros. No es tan listo como cree. --Efectivamente, las pruebas están en mis libros, y eso es, precisamente, lo que más le jode a los fanáticos y corruptos de cualquier ralea. Le aconsejo que no se junte con esa gentuza, podría acabar como ellos y sería una pena. En lo último también estoy de acuerdo con usted: no debo de ser tan listo como me creo, ya que de serlo no habría perdido una hora en responder a su patético desvarío con pretensiones de amenaza... pero es que usted me ha caído simpático y he querido ser amable al responderle. Por cierto ¿cuál era la lección que prometía darme en su mail?--

Le saludo atentamente y le encomiendo a su buen Escrivá; dicen que obra milagros y es evidente que a usted le vendrían muy bien tres o cuatro, como mínimo.

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: "Isabel Segura" <XXA.SEGURA@terra.es>
Para: <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Asunto:
Fecha: domingo, 10 de noviembre de 2002 18:04

eres una persona mal nacida
vas en contra de la Iglesia Católica por el mero hecho de ir en contra por sistema

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Para: "Isabel Segura" <XXA.SEGURA@terra.es>
Asunto: Re:
Fecha: lunes, 11 de noviembre de 2002 19:56

Estimada señora,

lamento informarla de que debe confundirme con algún familiar suyo ya que cuando nací no estaba usted entre los presentes y difícilmente puede saber si nací bien o mal. Por si se queda más tranquila, le informo que nací bien, muy bien, lo que sucede es que luego me fui encontrando con gentuza, de la que lleva sotana y de la que no, y eso me llevó a hacerme preguntas y a indagar. Muchos años después, el resultado son esos libros que usted no ha leído y que tampoco parece capacitada para comprender. Así es que mejor no los lea... aunque no me suena a mi que en el catecismo se diga que de los ignorantes será el reino de los cielos, pero no me haga demasiado caso, seguro que el cielo católico debe estar a rebosar de gente como usted; es gratificante imaginarse a Dios tan generoso como para que tal milagro sea posible. Yo he elegido estar en cualquier otra parte, sabe, por pura higiene mental. No me imagino una eternidad flotando entre ignorancia. No me va. Me horroriza. Pero no es por la forma en que nací sino por las cosas que he visto y comprobado mucho después de nacer.
Por otra parte, estimada señora, yo no voy "en contra de la Iglesia Católica por el mero hecho de ir en contra por sistema", tal como usted afirma. En primer lugar, no voy contra nadie ya que me limito a reflexionar sobre algo, la Iglesia por ejemplo, y probar aquello que afirmo. Me indignan los manipuladores, los hipócritas, los delincuentes y otras yerbas allí donde estén. Y soy tan crítico con los que hay al frente de la Iglesia católica como con los que pastorean por otras praderas muy diferentes pero igualmente rentables. No es "por sistema", es por datos objetivos.

Mire, señora, no me resisto a transcribirle un mail que recibí hace muy poco. Decía esto:

"En primer lugar le felicito por su obra. He sido cristiano toda mi vida. Hago comparaciones de traducciones de biblias. Indago en las escrituras: el hebreo, griego y arameo. En mi casa tengo cantidad de biblias diferentes y libros sobre el Tao, Baghavat gitta etc etc. Siempre he buscado a Dios y lo busco aún. He leído dos libros suyos: Mentiras fundamentales de la Iglesia y Vida sexual del clero. La primera vez sentí rabia al leerlos. La segunda sentí curiosidad y la tercera los he leído con atención y respeto.
Le felicito porque me dan qué pensar y me están sacando del miedo y del fanatismo en el que estaba yo sumido durante tantos años. Le felicito por que Vd tiene "lo que tiene que tener un hombre" (perdone la expresión) para cantar las verdades a la cara y de forma clara a quien nadie se ha atrevido a hacerlo.
Yo creía que Nestle Aland o Kurt Aland o Lacueva o o o tenían la razón. Pero Vd ha tenido el acierto de quitarme el velo que me impedía "ver sin miedo" la corrupción de los textos bíblicos, tan corruptos como algunos humanos.
Pero yo tenia miedo de verlo. Miedo de quedarme sin nada, de estar desamparado ante el cosmos de oscuridad que me rodea. Me aferraba a textos, traducciones, dogmas porque me daban seguridad. Pero siempre he buscado la verdad. Y la sigo buscando. Doy gracias a mi Dios de que Vd exista. ¡como me gustaría poder hablar con vd un día!!
Tengo una pregunta sobre la cual me gustaría me diese su opinión personal. ¿Cree Vd que Dios existe? si así es ¿dónde está? ¿cómo es? Sólo pido su opinión, nada más.
Vd me recuerda a Jesucristo dando azotes a los mercaderes del templo. Vd toca en la llaga y no se anda con rodeos, tiene valor y por todo ello le admiro. Perdone que se lo diga, quizás le ofenda pero veo más ejemplos de cristiano en Vd que en el Papa.
No quiero molestarle más. Le deseo todo el éxito del mundo en su vida personal y profesional. Le admiro y le envío fuerza y ánimos desde lo mas profundo de mi corazón para que siga con su maravillosa labor.
Mis más cordiales saludos,"

Parece que hay cristianos de muchas clases. Cada quien es libre para ser como quiera, pero con este "buscador de Dios" me encantaría pasar una eternidad charlando y hasta buscando juntos, mientras que con usted, señora, se me haría una eternidad insoportable tener que esperar a su lado a que un semáforo cambie de color para cruzar la calle.

No vamos a enfadarnos por eso, señora. Seguro que su Dios la ayudará a discernir cuando llegue el momento. No la vi nacer, pero me gusta imaginarla bien nacida... espero que le cunda.

Cordialmente,

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ah, coincido con usted, señora, en que "si lo bueno es breve, dos veces bueno", pero debería practicar un poco más. Su mail es breve, pero puede mejorarse.

Ir a menú


De: "Seminario Mayor Restrepo" <xxllanos@col1.telecom.com.co>
Para: <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Asunto: Comentario
Fecha: sábado, 21 de diciembre de 2002 22:51

Señor PEPE RODRIGUEZ:
De pura casualidad resulté navegando en su página web y conocí el título publicado por usted MENTIRAS FUNDAMENTALES DE LA IGLESIA CATOLICA. A continuación vi los otros títulos como el de LA VIDA SEXUAL DEL CLERO, Ediciones Barcelona, 1995.

Me hice entonces la pregunta: ¿Cómo es posible que haya personas que ocupen su mente y sus habilidades y recursos en manipular porquería, al estilo de los coleópteros coprófagos. Estos al menos cumplen una función en orden al mantenimiento del ciclo biológico de los elementos orgánicos, como también lo hacen las termitas con la madera; pero eso de ocuparse en dispersar la porquería para que hieda por los cuatro vientos?...

Un autor que reprueba o quiere advertir de las llamadas "mentiras de la Iglesia", no le da vergüenza de mentir también y calumniar paladinamente.

De seguro que ese tipo de mercancía le ha dado muy buenos dividendos.

Y., ¡no diga que los invierte en obras de Beneficencia social, en la lucha contra el Sida, en atender a los infectados de tal mal, etc.

Atentamente,

UN NAVEGADOR que sintió asco de lo que usted produce.

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Para: "Seminario Mayor Restrepo" <xxllanos@col1.telecom.com.co>
Asunto: Re: Comentario
Fecha: domingo, 22 de diciembre de 2002 12:15

La porquería que manipulo, tal como usted parece conocer perfectamente y reconoce implícitamente, la producen los suyos, yo me limito a exponerla para vergüenza de hipócritas y delincuentes cobijados bajo sotanas y, claro, para que tanto abuso y dolor cese de una vez.
Hay mucho de excelente dentro de la Iglesia católica, pero sobran miles de sanguijuelas (por quedarme a la altura de los conceptos "naturalistas" que usted maneja en su mail) y decenas de escarabajos peloteros con báculo pastoral que viven y se reproducen gracias a la mucha mierda que esconden.
En su país, Colombia, también son muy abundantes ese tipo de bichos, en "Pederastia en la Iglesia católica" doy algunos de los nombres.
Detesto la hipocresía y la mentira. Jesús, según he leído, también lo hacía. Debería usted leer los Evangelios y, a poder ser, comprender lo que se dice en ellos y actuar en consecuencia, en lugar de demostrar ser un redomado hipócrita o un relamido ignorante.
Guarde su asco para contemplar a parte de sus colegas. Actualmente hay más de dos mil sacerdotes condenados por cometer delitos sexuales contra menores y más de veinte prelados han tenido que dejar sus cargos por haber cometido los mismos delitos ellos mismos. ¿Está usted ciego? ¿piensa que los demás tenemos el mismo estómago que usted para soportar impasibles a tanto clero despreciable?
Usted, señor, no me produce ni siquiera asco, sólo una profunda pena.
Por cierto, es verdad que los coleópteros coprófagos tienen su función importante dentro de los ciclos naturales, pero permítame una pregunta ¿sirve usted para algo útil, ya sea dentro o fuera de esos ciclos?

Atentamente,

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: "Rodolfo Maregatti" <xxredo@fibertel.com.ar>
Para: <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
CC: "maregatti" <xxre@fibertel.com.ar>
Asunto: Dios existe!
Fecha: martes, 24 de diciembre de 2002 20:54

BURRO, E IGNORANTE.COMO EXPLICARLE EL COLOR ROJO A UN CIEGO DE NACIMIENTO.
rodolfo maregatti
ICQ#: 154159233
Current ICQ status:
( Home Tel#: 4502 59xx
+ More ways to contact me

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Para: "Rodolfo Maregatti" <xxredo@fibertel.com.ar>
Asunto: Re: Dios existe!
Fecha: viernes, 27 de diciembre de 2002 18:09

Señor Rodolfo Maregatti,
su mail me ha despertado una curiosidad: ¿insulta usted porque cree que dios existe o cree que dios existe porque usted insulta?
Parece usted contundente al rebuznar su: "BURRO, E IGNORANTE. COMO EXPLICARLE EL COLOR ROJO A UN CIEGO DE NACIMIENTO", pero me temo que no tiene más argumentos en favor de su creencia que su insulto patético. Y no es que no los haya, es que usted se basta y sobra con el rebuzno. Por eso --y Freud me perdone si uso en vano su concepto de acto fallido-- usted me trata de burro, ignorante y ciego, pero no se confunda, yo no soy un espejo.
En primer lugar, don Rodolfo, debería decirme usted dónde digo que "Dios no existe". Como todos los de su especie, se empeña en poner en mi boca fórmulas que yo jamás he pronunciado ni escrito. Lo que sí he dicho, y mantengo, es que en los últimos 15.000 millones de años no aparece el menor indicio de la actividad de ningún dios sobre nuestro planeta, que es algo muy diferente a lo que usted dice que digo (no le invito a leer mi libro "Dios nació mujer" porque le haría pensar y eso duele cuando no se tiene la costumbre, pero allí le doy sobradas razones para sustentar mi opinión).
Para afirmar absolutamente, tal como hace usted, o para negar absolutamente, tal como hace un ateo, hace falta ser creyente. Y yo no lo soy. Cuando sepa que pasó antes del Big Bang --que no es ningún concurso de televisión, así es que no se empeñe en buscarlo en su televisor-- le podré dar una opinión más amplia y menos provisional que la que mantengo actualmente y que, de momento, sólo puede basarse en lo que conocemos --no creemos-- de los últimos 15.000 millones de años de existencia del universo (con perdón, que a lo mejor es usted de esos que, con la Biblia en la mano, afirman que el universo se creó hace unos 4.000 años...)
Se hace usted una pregunta retórica --¿sabe qué es formular una pregunta retórica?-- muy oportuna al afirmar "cómo explicarle el color rojo a un ciego de nacimiento".
¿Eligió este ejemplo por inspiración divina o lo hizo usted solito? Veamos...
En primer lugar, el color, como tal, no existe. La percepción de eso que llamamos color es el resultado de un proceso neurofisiológico complejo que en nuestra especie es muy diferente a la que tienen otros seres vivos (sin que esto implique que sea mejor o peor, si no distinta). El espectro de luz visible está conformado por vibraciones electromagnéticas con longitudes de onda comprendidas entre los 350 a 750 nanómetros más o menos. Nuestro sistema sensorial interpreta subjetivamente las variaciones en la longitud de onda del espectro visible como cambios de tonalidad, de "color", pero eso no es más que un reflejo de nuestra subjetividad. Ese color rojo del que usted habla no existe como tal (con independencia de que se sea ciego o no), pero los humanos lo hemos codificado en nuestro lenguaje como interpretación subjetiva de la luz con longitud de onda de 750 nanómetros; y aunque esa longitud de onda existe para todos los seres vivos, sólo unos cuantos necesitan --y recalco necesitan-- distinguirla, mientras que para el resto "no existe" ya que no afecta en nada a sus necesidades de supervivencia.
Se lo he puesto fácil, verdad. Usted, si me hubiese comprendido hasta aquí, me diría que su dios es como esa longitud de onda de 750 nanómetros (si, ya sé, su dios es también todos los nanómetros posibles), que existe incluso para los seres vivos que no tienen un sistema nervioso adecuado para captarla. Pero, ¿y si su dios fuese como ese color rojo del que habla, que no existe en sí mismo, que sólo es producto de la subjetividad de quienes lo necesitan para sobrevivir emocionalmente? Usted necesita desesperadamente ese "color rojo" para sentir que su vida y lo que le rodea tiene sentido, mientras que mi vida no depende de ningún "color" y tiene sentido por sí misma como un punto apenas perceptible dentro de un universo de explicaciones razonables y naturalistas, no mágicas. Esa es nuestra diferencia fundamental. Quédese usted donde está, ya que ese es su derecho --como lo es quedarme en mi lugar--, pero no insulte a los demás por no compartir sus anteojeras coloreadas.
Por cierto, dice que "¡Dios existe!" y lo dice desde Argentina. Bien. ¿Es que a su dios le placen los políticos ineptos, corruptos y ladrones? ¿Es que su dios se deleita con la desgracia de millones de personas y con niños muriendo de hambre en medio de un país rico en recursos? ¿Es que su dios no anda últimamente por Argentina? ¿Es que no lee los periódicos a pesar de su omnipresencia? ¿Es que es incapaz de convencer al FMI desde su omnipotencia? ¿Es que no puede ni convencer a unos cuantos de sus píos adoradores para que devuelvan a Argentina las fortunas inmensas que robaron y escondieron en paraísos fiscales?
Un poco de tolerancia y un poco de inteligencia seguro que harían de usted una mejor persona. Y aunque no sé si su dios hace milagros, le sugiero que intente pedírselo con suma urgencia, parece que le hace buena falta.
Quede usted con dios,

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: "Daniel Perez" <xxnielper17@hotmail.com>
Para: <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Asunto: catolicismos
Fecha: martes, 23 de septiembre de 2003 1:29

usted podra hablar todo lo que quiera sobre la religion, pero solo son subjetividades, trata de demostrar algo atravez de otros escritores, filosofos e investigaciones fundamentadas en nada, solo en su propio pensamiento, su texto es incoherente y extremedamente repito subjetivo. usted se basa en lo cientifico pero yo no veo nada verdadero, y tenga en cuenta que en el momento de dar cuenta esto le dolera mucho

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Para: "Daniel Perez" <xxnielper17@hotmail.com>
Asunto: Re: catolicismos
Fecha: jueves, 25 de septiembre de 2003 14:11

Estimado Daniel,

observo, con pena, que tu dios te ha dotado de instinto creyente, pero no de luces, así es que no me siento con la capacidad suficiente para poder explicarte la diferencia que hay entre creer y reflexionar, entre realidad histórica y dogmas de catecismo, entre investigar y rezar, o, simplemente, entre amontonar palabras (que es lo que tú pretendes) y escribir (que es lo que mejoraría algo tu modo de pensar, con perdón).
Debo dar por supuesto que tu dios, o tu clero, te han explicado y fundamentado todo lo que han dicho "otros escritores, filosofos e investigaciones" y, por ello, debo solicitar de vuestra sesuda experiencia la demostración de que tantas y tantas (eso es "todas") reflexiones e investigaciones están "fundamentadas en nada". Hasta ahora, quizá como una muestra más de mi error --ese que me dolerá al "dar cuenta"-- pensaba que lo que se fundamentaba en "nada", lo que prescindía de la necesidad de pruebas o evidencias, era la fe, pero resulta que es lo "científico". Tu afirmación, querido Daniel, es de esas que son pá mear y no echar gota (supongo que comprendes lo que quiero decirte ya que, aunque esta expresión no es científica ni teológica, sin duda habrás experimentado esa sensación alguna vez... o lo harás en el futuro, no te preocupes).
Visto lo visto, estimado Daniel, te sugiero que le reces mucho a santa Lucía, ya que si bien lo de las luces lo tienes fatal, intenta al menos que la santa patrona te conserve la vista; y permíteme un consejo al respecto: no te la desgastes leyendo libros, no vaya a ser que alguna "nada", o incluso un pensamiento ajeno, te despierte de tu creencia y te deje desnudo frente a la ignorancia... ¡que eso sí que duele una barbaridad cuando te das cuenta! (pero no te apures, no te veo yo en riesgo de darte cuenta de esas cosas).

Recibe mi más cordial abrazo (cargado de subjetividades, claro, que uno es como es),

Pepe Rodríguez
http://www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


De: "Marcelo Garrone" <xxarrone@lacasilla.com.uy>
Para: <emaxxaps@pepe-rodriguez.com>
Asunto: Pagina WEB
Fecha: sábado, 04 de octubre de 2003 7:15

Es cierto, he visto muy por arriba y no he leído ninguno de tus libros (gastar plata al pedo) Soy sacerdote y hecho filosofía y teología desde una vision latinoamericana.
Viendo tus "mentiras de la iglesia católica" he constatado que eres un completo ignorante con respecto a la historia a las sagradas escrituras etc.
Pero la pregunta es la siguiente ¿Qué es lo que te frustra? ¿Cuán solo estás?
Sin duda cualquier cristiano entre ellos sacerdote que entregan la vida como signo de madurez humana, cosa que dudo de ti, desde un escritorio te dedicas a sacar plata con el dolor de muchos.
Es cierto que algunos cuantos católicos en la historia de 2000 año han hecho mucho daño. Pero también, aunque oculto a ciegos como tu que sacian sus oscuridades con las noches de otros, hay mucho cambio en la historia del mundo occidental creada por el cristianismo (derechos, como el que tienes tu de expresarte, igualdades, etc). Si eres serio, cosa que dudo al ver el menú de temas que contiene tu web, has una comparación entre el occidente y el oriente.
Que Dios te bendiga, el que te ha dado tantos dones. Dios te espera y llama a tu puerta para que dejes de fijarte en tu ombligo y madurar hacia una persona plena y alegre de la vida.

RESPUESTA:

De: "Pepe Rodríguez" <emaaxx@pepe-rodriguez.com>
Para: "Marcelo Garrone" <xxarrone@lacasilla.com.uy>
Asunto: Re: Pagina WEB
Fecha: sábado, 04 de octubre de 2003 12:15

Sr. Garrone,

actúa usted como el más zafio y patético de los ateos anticlericales --aunque a la inversa claro-- que con sólo ver una sotana ya desprecian a quien la lleva. Su prepotencia, no sé si también su ignorancia, le llevan a prejuzgar sin tener otra base que su subjetividad.
En virtud de su mail yo bien podría pensar que usted es tan hijo de perra y delincuente como monseñor Plaza o Storni o decenas de otros colegas suyos cuya biografía conozco bien, pero yo no funciono igual que usted y no desprecio lo que no conozco, me gusta tener base sólida para apreciar... o despreciar; por eso yo sí gasto mucha plata en libros con los que, de entrada, ya sé que no voy a estar de acuerdo en casi nada, pero es mi obligación saber qué piensa y cómo lo argumenta quién no opina lo mismo que yo (y millones como yo, claro está). Debería aprender usted de los jesuitas que, salvo excepciones, saben combinar muy bien el ejercicio de la fe con el uso de la inteligencia, algo que, lamentablemente, cada vez cae en mayor desuso entre los creyentes actuales.
Y no sea tan patético y miserable como para pretender adjudicar frustraciones a quienes no ven las cosas como usted (me preocupa que todo el clero que, como usted, no usa argumentos, recurre a insultar al oponente con la coña marinera de las "frustraciones"). Tengo una vida plena y sin más frustración que la de vivir jornadas demasiado cortas (24 horas por día no me dan para todo lo que querría... aunque entiendo que a usted le puedan parecer demasiado largas, la percepción del tiempo depende, en buena medida, de la riqueza interior y de lo que llene la actividad exterior).
Si comprendo bien lo que dice, afirma que derechos como el de la libertad de expresión se lo debemos a la Iglesia ¿dice esto? No me joda, caballero, ¿está ciego o no conoce nada de la historia de occidente? Sin la Ilustración y lo que desencadenó seguiríamos siendo silenciados súbditos bajo la bota del poder clerical. No tengo tiempo, ni ganas, de relacionarle todos los documentos oficiales de la Iglesia actual en los que se denosta y combate, precisamente, la libertad de expresión. Pocas instituciones actuales son tan acérrimas opresoras y limitadoras de la libertad de expresión como la Iglesia católica. Afirmar, como parece que hace, esa majadería, le presenta a usted como muy poco serio y más bien dogmático. A la cultura cristiana le debemos cientos de aspectos, positivos y negativos, del mismo modo que ella se lo debe (y lo oculta y niega de forma vergonzante) a las culturas paganas de las que bebió, se inspiró y es heredera y continuadora de mitos y ritos muy anteriores. Sin duda hay mucho de positivo en los Evangelios (y en cualquier otra escritura sagrada, occidental u oriental, que las conozco todas), pero la práctica de sus principios fue olvidada hace mucho por la cúpula de la institución católica, algo que no es casualidad, claro. Es bien sabido que todo poder corrompe y que el poder totalitario corrompe totalmente.
Hay excepciones sin duda. Hay miles de sacerdotes y monjas que siguen y viven el Evangelio y gozan de todo mi aprecio, admiración y apoyo (también económico en bastantes casos de sacerdotes que trabajan en su continente y en la India), pero eso no debe hacernos olvidar que la institución a la que pertenecen ha cometido y comete abusos y delitos que deben ser denunciados.

En mis trabajos jamás generalizo, antes al contrario, señalo bien a quien es el objeto de mis críticas, ya sea con nombre y apellidos o significando el peso estadístico del sector criticado. Ni "todo" el clero es bueno, ni "todo" el clero es malo, como en todas partes. Pero tenemos la obligación de trabajar para que ese clero que no es bueno cambie y sea la propia institución quien le impida ejercer su maldad en lugar de alentarla y encubrirla, tal como sucede hoy (por ejemplo, en los delitos económicos y en los delitos sexuales contra menores); creo que esta visión se aproxima más al mensaje de Jesús que la actitud mafiosa que caracteriza a lo más granado de la cúpula eclesiástica actual. Pero, tal como sabe cualquier experto, resulta prácticamente imposible creer en Dios desde el Vaticano; quizá por ello, estimado sacerdote, en la constitución del Estado Vaticano (Legge fondamentale dello Stato della Città del Vaticano de 26 novembre 2000) no aparece ninguna referencia a Dios --aunque desde el Vaticano se exige que figure en todas las constituciones de los estados democráticos--, en ella sólo se habla de poder y de cómo ejercerlo desde el Vaticano. Cada cual puede montar su negocio como más le plazca, pero, por favor, no me cuenten milongas de que son seguidores del Evangelio... ¿de qué Evangelio?
Y, ya que usted lo menciona, dejemos a Dios en su lugar, eso es mirándose su ombligo, que no el mío. No se engañe, mis "dones" --sea lo que fuere lo que signifique este término para usted--, son mera consecuencia de mi trabajo y de mi absoluta responsabilidad en dirigir mi vida; ningún dios me ha regalado nada.

Si Dios, el suyo o el de cualquiera otro, existe, debería respetársele más y no usar su nombre en vano implicándole en todo lo que no es sino responsabilidad humana o de cualquier otra categoría de naturaleza bien conocida por la ciencia actual (aunque no por la mentalidad medieval que tanto corre por su institución). Le ruego que evite usar a Dios como un comodín vacío de significado. Aprendan ustedes a respetar ese magnífico concepto cultural y dejen de cosificarlo y manipularlo en beneficio propio.
Por último, estimado sacerdote, tenga por seguro que la vida me trata estupendamente y que mi alegría es plena y continuada, a pesar de mails como el de usted. Y si quiere contrastar mi madurez, cuando guste estaré dispuesto a contrastarla con su dogmatismo infantil.

No le puedo enviar bendiciones (no uso), pero le ruego acepte mi más cordial abrazo,

Pepe Rodríguez
www.pepe-rodriguez.com

Ir a menú


 

 

Homepage Índice temas Links Autor Emaaps Libros Aviso Legal / Privacidad Si no puede acceder al e-mail del autor, permita "contenido activo" o "bloqueado" en su navegador. Es una maniobra segura para usted (la dirección de e-mail está en un script de java para evitar el spam).    

© Pepe Rodríguez. Todos los derechos reservados. Los textos e ilustraciones de este web están protegidos por copyrigth y su reproducción y distribución están prohibidos por la legislación vigente, salvo autorización por escrito de su autor.